Circulación (C) Listen

Medir la frecuencia cardíaca a través del pulso es importante cuando se evalúa la circulación del paciente. La enfermería debe tener en cuenta la frecuencia y la regularidad del pulso. La frecuencia del pulso normal es de aproximadamente 65 a 80 latidos por minuto, constante y regular. Un pulso de más de 100 latidos por minuto se llama taquicardia y un pulso por debajo de 50 latidos por minuto se denomina bradicardia. Debido a la variación de la precarga en el ventrículo izquierdo, los latidos del corazón pueden tener una fuerza diferente. En arritmias cardíacas, como la fibrilación auricular, el pulso puede ser irregular. Un pulso débil puede indicar un volumen sistólico reducido y un aumento de la resistencia sistémica (vasoconstricción). Por tanto, es importante que el pulso se mida manualmente y no sólo por medio de dispositivos de monitorización. En la toma del pulso se debe contar un minuto completo. El pulso radial se puede palpar en la muñeca, que es el sitio más común para registrar la frecuencia cardíaca. Sin embargo, si la presión arterial (PA) es <80 mmHg, el paciente podría estar en shock, o si hay síntomas que indican que el paciente ha sufrido una parada cardíaca, el pulso debe ser palpado en otras arterias como la arteria braquial, la arteria femoral o directamente en la arteria carótida.

DiagnósticoSistólica presión sanguínea

(mm Hg)
Diastólica presión sanguínea

(mm Hg)
Óptimo de la PA<120<80
PA normal<130<85
PA normal alta130-13985-89
HTA de grado 1 (leve)140-15990-99
Grado 2 hipertensión (moderado)160-179100-109
Hipertensión de grado 3 (grave)>180>110
La hipertensión sistólica aislada>140<90

 Fuente: Tabla de 'Helsedirektoratet Retningslinjer for forebygging av hjerte- og karsykdommer 2009' (pdf). Definiciones y clasificaciones de la presión arterial están en relación con las mediciones repetidas de la presión arterial en la consulta. (Fuente: 51. Whitworth JA. 2003 World Health Organization (WHO)/International Society of Hypertension (ISH) statement on management of hypertension. J Hypertens. 2003 Nov; 21:1983-92. 52. De Backer G, Ambrosioni E, Borch-Johnsen K, Brotons C, Cifkova R, Dallongeville J, et al. Directrices Europeas para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica:. tercer grupo de trabajo conjunto de las sociedades europeas y de otro tipo sobre la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica (constituido por representantes de ocho sociedades y los expertos invitados). Eur J Cardiovasc Prev Rehabil. 2003;10: S1-S10. 53. ESH / ESC directrices del Comité Guía para el tratamiento de la hipertensión arterial. Eur Heart J. 2007;28: 1462-536.)

El pulso se ve afectado por los siguientes factores: edad, sexo, actividad física, hormonas, dolor, ansiedad, temperatura, presión arterial y las náuseas. La frecuencia cardíaca es regulada en parte por el sistema nervioso simpático y parasimpático, el equilibrio hormonal y el electrolítico y la concentración de oxígeno y dióxido de carbono en sangre; y puede verse afectada por el contenido en sangre de drogas o sustancias tóxicas (Jakobsen et al. 2010).

Fig.2_Pulse_trespraak_spansk

La presión arterial (PA) se define como la presión ejercida por la sangre contra la pared del vaso sanguíneo y no es uniforme en todo el ciclo cardíaco. La distancia desde el corazón, el tamaño de los vasos sanguíneos y la resistencia en las paredes del vaso afectan a la presión arterial. La presión arterial disminuye en el camino desde el ventrículo izquierdo hacia el resto del cuerpo, y se encuentra en su nivel más alto en las arterias, cae bruscamente en los capilares y es casi cero en las grandes venas. La presión arterial, la presión capilar y la presión venosa se refieren a la presión en el sistema vascular. Una de las razones por las que la presión arterial es una medida importante a establecer es porque es la información sobre la carga de trabajo del corazón. La presión arterial normal en los adultos se define como 120/80 mm Hg y si la presión arterial es 140/90, o más, se clasifica como hipertensión (NICE, 2011)

Varios factores físicos afectan la presión sanguínea arterial (Sand et al. 2006) incluyendo el gasto cardíaco, la resistencia periférica, la elasticidad arterial y el volumen sanguíneo (Eikeland MCA. en Almås 2010, p. 210). La presión arterial aumenta con la edad, pero una presión arterial superior a 140/90 es desfavorable en todos los casos debido al estrés cardíaco que se produce (Jakobsen et al. 2010). La presión arterial sistémica (no invasiva) se registra indirectamente usando un dispositivo de presión de la sangre, mientras que la presión arterial directa (invasiva) se mide directamente en el torrente sanguíneo por medio de un catéter arterial.

El estado de la piel es un indicador para evaluar cambios en la circulación. El profesional de enfermería debe observar la temperatura de la piel (húmeda, caliente, fría o seca), la presencia de cianosis (palidez o color azulado) en los labios, alrededor de la boca, mucosa oral, conjuntiva, lóbulos de las orejas y uñas. En los pacientes con piel oscura, la palidez de la piel puede ser vista en piel color ceniza o marrón amarillento, dependiendo del color inicial. En los pacientes que sufren shock, la piel se vuelve fría y húmeda debido a la reducción del flujo sanguíneo renal.

La circulación periférica se evalúa mediante la observación de las manos y pies del paciente, comparando la temperatura de la piel, simetría, edema, pigmentación, ulceraciones y cicatrización. El profesional de enfermería puede examinar el llenado capilar presionando el lecho de la uña del paciente. El llenado debe ocurrir inmediatamente, pero en un paciente con reducción de la circulación periférica puede ser de más de 2 segundos.

La presión venosa central (PVC) representa la presión en la vena cava cerca de la entrada a la aurícula derecha, y es una expresión de la presión de llenado diastólico final del ventrículo derecho. La presión venosa central proporciona una indicación del volumen intravascular (volumen en la corriente sanguínea) y se utiliza comúnmente para controlar la terapia de fluidos por vía intravenosa. La PVC en un adulto es de 4 a 10 mmHg (8-12 cm H2O). Una PVC baja sugiere que el volumen de sangre circulante es demasiado bajo o que está en descenso. Una alta PVC sugiere un alto volumen intravascular (hipervolemia), causado por una perfusión de líquido excesiva o demasiado rápida (Jakobsen et al. 2010). Una PVC elevada puede indicar insuficiencia cardíaca en el lado derecho después de un ataque al corazón o de alta resistencia vascular en la circulación pulmonar. En la insuficiencia cardíaca del lado izquierdo, la PVC puede elevarse y la congestión verse visible, con posible edema pulmonar (Eikeland MCA. en Almaas 2010 p. 212).

El ECG (electrocardiograma) es un método para registrar los impulsos eléctricos del corazón a través de electrodos colocados en el tórax. Es una herramienta importante para identificar las cardiopatías y para controlar el ritmo cardíaco. Las mediciones realizadas se presentan en una curva, un electrocardiograma que muestra el tiempo medido en segundos. El ECG normal se realiza con 6 electrodos colocados en el tórax, electrodos de derivaciones precordiales, para el diagnóstico de la enfermedad isquémica del corazón se utiliza un ECG de 12 derivaciones. El método puede revelar dónde ha ocurrido el daño isquémico miocárdico al mostrar la actividad cardíaca desde diferentes ángulos (Jakobsen et al. 2010).

 

EKG_12_lead
Electrocardiograma (ECG) de 12 derivaciones
ekg
Electrocardiograma
Venous_catheter_blur-effect
La presión venosa central (PVC) se puede medir internamente a través de un catéter.

 

Ejercicios: Completa la frase

El pulso
normal
es de aproximadamente 65-80 latidos por minuto, a una frecuencia regular. El pulso superior a 100 latidos por minuto se llama
taquicardia
y un pulso menor de 50 latidos por minuto se conoce como
bradicardia
.

bradicardia
normal
taquicardia